journal

Seleccionar un estilista de cabello: qué hacer y qué no hacer

Reclutar nuevos estilistas es un paso extremadamente delicado y exigente para quienes administran un salón. El uso de ofertas de trabajo clásicas puede ser útil, pero no debería ser la única manera de conocer a los mejores profesionales que formarán parte del equipo, especialmente cuando se buscan perfiles de alto nivel.

Foto equipo estilistes

Según Salon Today, uno de los sitios de referencia del sector de la belleza en Estados Unidos:

"El futuro de cada salón se basa en su capacidad para reclutar y formar al mejor talento".

Esto es posible mediante la implementación de estrategias apropiadas para buscar personal altamente cualificado. Tener una marca fuerte y reconocida, por ejemplo, podría motivar a los profesionales a postularse como candidatos de forma espontánea. Pero también crear redes de conocimiento entre los aspirantes a profesionales del sector aumentará en gran medida las posibilidades de encontrar el mejor perfil con respecto a las necesidades del salón.

Por lo tanto, es importante invertir tiempo y paciencia para tomar la decisión correcta: además de la profesionalidad, un empleado también debe tener otras características, estar en línea con la filosofía del salón y ser capaz de trabajar de manera independiente, incluso cuando el dueño esté ausente.

En pocas palabras, no solo debe tenerse en cuenta la profesionalidad del candidato, sino también la personalidad y su voluntad de contribuir al logro de los objetivos establecidos por la empresa. Sin perder de vista la satisfacción del cliente y la calidad de los servicios.

Contratar a un estilista tendrá un impacto directo en el salón y en los servicios ofrecidos: es por eso que es importante seguir algunos consejos útiles para que la búsqueda sea más productiva y efectiva.

Ser selectivo

Encontrar un perfil adecuado a las necesidades y objetivos de tu salón requiere de un alto grado de precisión: el estilista debe tener una serie de características clave que lo harán perfecto para el puesto que ocupará.

Estas son algunas de las particularidades que podrían contribuir a que el candidato se convierta en un miembro del personal:

  • Tener una verdadera pasión por la profesión: No es suficiente con ser un gran trabajador y un apasionado de su trabajo: ser realmente apasionado le permite trabajar durante horas controlando el cansancio y el estrés adecuadamente, garantizando una alta calidad de rendimiento, con el objetivo de dar siempre lo mejor a sus clientes.
  • Ser creativo y abierto: la personalidad, la capacidad de adaptarse a las necesidades del cliente y de recomendarle nuevas soluciones deben ser imprescindibles para un peluquero. Sin embargo, no es suficiente con ser consciente de las propias habilidades: un profesional debe estar abierto a las críticas, a diferentes puntos de vista y al deseo continuo de crecer, en sinergia con los otros miembros del personal y siguiendo las instrucciones del propietario.
  • Tener empatía: los clientes suelen ver a los peluqueros no solo como trabajadores que ofrecen un servicio, sino también como verdaderos confidentes con los que hablar sobre sus problemas y relajarse.
Foto estilista

Es esencial, por lo tanto, poder contactar emocional y personalmente con las personas que vienen al salón, para poder crear una relación de confianza y conocimiento, que pueda mejorar en gran medida la calidad de toda la experiencia en el salón.

  • Ser comunicativo y positivo. Escuchar y comprender las necesidades y el estado de ánimo de los clientes no es suficiente: un profesional debe ser capaz de asesorar, explicar, proponer de manera clara y positiva las mejores soluciones para un perfil específico, manteniendo una atmósfera positiva y una complicidad con el cliente.
  • Tener talento y ser curioso. Cada propietario, por supuesto, quiere encontrar lo mejor para su salón y sus clientes. Entonces, uno de los aspectos a considerar es también el talento del nuevo trabajador. El talento y la curiosidad son elementos fundamentales. Esto se debe a que, cuando un cliente solicita consejos o explicaciones sobre tratamientos o técnicas de estilo, el estilista dará consejos valiosos a los clientes mediante la implementación de mecanismos de lealtad.
  • Tener una preparación técnica precisa y objetivos acordes con el salón. Si estás buscando un miembro del personal especializado en un tratamiento en particular, ser selectivo es imprescindible: solo entonces podrás reducir aún más el campo de investigación y centrarte en los mejores candidatos.

Por ejemplo, con las nuevas técnicas de coloración que se están volviendo cada vez más populares: desde los colores píxeles, los balayage californianos o pasteles y los colores metálicos, es esencial poder encontrar coloristas competentes especializados en estas técnicas específicas de coloración o decoloración. Esto, además de aumentar el valor de tu salón de belleza, te permitirá aumentar tus clientes potenciales.

Hacer la oferta de trabajo más interesante

Dar el valor correcto al puesto de trabajo que tendrá que cubrir es un paso importante para atraer a posibles profesionales en el sector: sin embargo, no tendrá que centrarse solo en el aspecto económico, aunque un salario adecuado es el primer paso para hacer que la propuesta de trabajo sea más atractiva.

La introducción de incentivos como bonos adicionales basados en el trabajo realizado, cursos de capacitación de alto nivel u otros beneficios reservados para los empleados del salón, motivarán más al personal y aumentarán la calidad de los servicios ofrecidos.

A menudo se dice que para obtener lo mejor se necesita invertir más: un estilista para el salón es una inversión real y, por esta razón, incentivarlo tendrá un efecto positivo con el tiempo para toda la actividad, así como para crear una relación laboral duradera.

Crear cursos de formación o colaborar con escuelas profesionales

Varios salones se centran en la creación de cursos internos que pueden ofrecer a los aprendices y aspirantes a estilistas la oportunidad de formarse y trabajar en contacto con los clientes, consolidando el trabajo y las técnicas profesionales. Además, contar con un sistema de formación y/o aprendizaje puede permitir que los empleadores puedan generar talentos que ya están dentro de su propia empresa, a través de sistemas graduales de crecimiento profesional.

Sin embargo, no todos los salones tienen la posibilidad o el tiempo de crear sus propios cursos: en estos casos, podría ser útil forjar relaciones con las escuelas y los cursos de formación presentes en la propia ciudad, para poder conocer a los futuros profesionales del sector.

Foto curso de corte en la Academia de Vidal Sassoon en Londres

Conocer al personal de la escuela, hablar con los propios estudiantes, invitarlos a asistir a eventos en su propio salón o proponerse como formadores en los cursos son algunas de las innumerables posibilidades que ofrecen las escuelas para peluqueros y estilistas: de esta manera, aumentarán el conocimiento en el entorno y, en consecuencia, también la posibilidad de encontrar candidatos ideales.

Fortalecer la marca y la reputación

Tener un salón conocido, influyente y reconocible hará que la búsqueda de nuevos talentos sea aún más fácil: en estos casos, de hecho, a menudo son los mismos profesionales los que se presentan espontáneamente y se postulan como posibles miembros del personal, incluso en períodos en los que no buscan personal activamente.

Convertir el negocio en una marca influyente requiere un esfuerzo considerable, tanto dentro como fuera del salón: se debe invertir en marketing, publicidad, educación superior y tiempo para poner en marcha ese proceso gradual que conducirá al resultado.

Por lo general, lleva varios años lograr que el salón se convierta en una marca reconocida: por lo tanto, la constancia y la paciencia son esenciales si se desea aspirar a este ambicioso objetivo.

Buscar nuevos empleados en todos los canales disponibles

Hoy en día no es suficiente colocar un cartel con las palabras «buscamos personal» en el escaparate. Ni siquiera es suficiente crear anuncios de trabajo para ser publicados en periódicos locales o ser colocados en los tablones de anuncios de escuelas profesionales u otros negocios.

Por supuesto, el uso de canales tradicionales sigue siendo un buen sistema de reclutamiento, pero la investigación podría ser aún más efectiva con el uso de Internet.

La presencia y la visibilidad online ahora son imprescindibles para cualquier actividad laboral: un salón no es una excepción y, gracias al potencial de Internet, es posible ampliar en gran medida el rango de búsqueda de nuevos profesionales para ser reclutados en su equipo a un coste extremadamente bajo.

El sitio web y las redes sociales (Facebook e Instagram principalmente) son espacios excelentes, a través de los cuales se pueden publicar ofertas de trabajo y conocer por primera vez los perfiles a los que pretenden postularse.

Además, crear sitios web interesantes y redes sociales atractivas hará que la actividad sea aún más atrayente y captará no solo a nuevos clientes, sino también a profesionales interesados en colaborar y trabajar en el salón.

Aumentar la visibilidad en los motores de búsqueda, en las redes sociales y en Internet en general, facilitará la búsqueda de personal cualificado y permitirá ampliar aún más la red de relaciones y conocimiento.

Nunca dejes de buscar

La expansión de las relaciones en el sector, como se mencionó anteriormente, permitirá al propietario del salón conocer siempre nuevas personas y figuras profesionales: este es un aspecto muy importante para evaluar posibles colaboraciones y candidaturas de acuerdo con las prioridades y necesidades que surjan. Un cambio en el personal a lo largo de los años debe considerarse fisiológico, especialmente en salones grandes.

También es posible que con el tiempo se tenga el deseo y la necesidad de expandir el personal y/o enriquecerlo con nuevas habilidades profesionales: es por eso que es importante no dejar nunca de mirar, extender los contactos y mantener buenas relaciones con instituciones y personas clave del sector, a nivel local o ampliando más su red.

5 errores a evitar

Además de comprender cómo reclutar estilistas en el salón de una manera inteligente y efectiva, implementando las mejores estrategias para hacerlo, es igualmente importante saber qué hacer para evitar cometer errores en la fase de selección. Aquí están los más comunes:

1. No busques solo cuando lo necesites

La selección de personal, como ya se mencionó anteriormente, debe ser un proceso continuo: un propietario nunca debe dejar de buscar, evaluar, seleccionar y aumentar el número de candidatos potenciales a tener en cuenta.

Realizar una búsqueda solo cuando es necesario o urgente hacerlo, es una estrategia equivocada e incluso arriesgada: la elección, de hecho, podría estar fuertemente influenciada por la prisa y uno no podría evaluar correctamente a los candidatos.

2. Anuncio de trabajo demasiado simple y / o poco visible

Crear un anuncio detallado y altamente profesional atraerá sin duda mayor interés por parte los estilistas y peluqueros más talentosos y ambiciosos. Por el contrario, un anuncio demasiado simple y genérico probablemente tendrá el efecto de captar la atención de muchas más personas, pero con menos profesionalidad y poca motivación.

3. No organiza las entrevistas adecuadamente

No es ideal alargar las entrevistas de los candidatos interesados en la oferta de trabajo durante varios días: es mejor concentrarlos en un solo día, elegir un número predefinido de perfiles para evaluar (al menos 10, o un número mayor dependiendo de las solicitudes y necesidad), para poder tener inmediatamente una imagen completa y comparar los diferentes perfiles de manera más efectiva.

4. No ofrecer un período de prueba suficientemente largo

La evaluación a través de una entrevista de trabajo o de una conversación puede ser reveladora en muchos aspectos, pero no es suficiente. Además, los candidatos a menudo se inclinan por mostrarse positivamente durante la entrevista, especialmente con respecto a experiencias previas y conocimientos técnicos.

Un período de prueba para ver al candidato en el salón es imprescindible para la elección. Se necesitan al menos 15 días para tener una idea clara de cómo funciona el nuevo miembro potencial del personal y su relación con clientes y compañeros: dar menos de 2 semanas sería inútil y sería una pérdida de tiempo, tanto para el propietario como para el candidato.

5. Tener una imagen poco atractiva

¿Qué podría empujar a un estilista o a un peluquero profesional a postularse? Un buen salario es la respuesta más obvia, pero no es la única: un salón con una marca reconocida, un ambiente de trabajo altamente profesional que ofrece servicios de calidad y otros beneficios para los empleados, como formación continua y altamente especializada con los mejores entrenadores internacionales, harán que la propuesta de trabajo sea mucho más atractiva.

Foto show Guy Tang

Por el contrario, una imagen descuidada y una oferta centrada principalmente en aspectos contractuales y económicos, sin espacio para el crecimiento, la creatividad y la personalidad, no lograrán atraer la atención de profesionales talentosos.

Simone Ferracci, un exitoso estilista y educador italiano, dijo en una entrevista reciente que el personal, antes de ser considerado como tal, debe ser considerado como un grupo de recursos para el salón, no solo como un coste o una mano de obra, sino como un equipo real que apunta a una meta.

El trabajo del propietario se asemeja en muchos aspectos al de un entrenador. El entrenador lleva a su equipo al éxito. Con el talento se ganan los partidos, pero es con el trabajo en equipo con lo que se ganan los campeonatos.

Una frase que capta mejor el significado de esta guía sobre cómo reclutar a un estilista en un salón.

Por eso es importante ser selectivo, explotar todos los canales de comunicación y aumentar la red de conocimiento, ofrecer más que un salario, evitar quedar atascado en la urgencia de la búsqueda, no poner a los candidatos a prueba por un período suficiente y no cuidar adecuadamente la imagen y la reputación del negocio.

Un nuevo miembro del personal enriquece el salón con profesionalidad y creatividad, pero puede ofrecer aún más, poniendo a disposición su propia personalidad y estilo en el trabajo y el contacto con el cliente. Por lo tanto, un estilista puede ser un perfil clave para la actividad y en muchos casos convertirse en un verdadero «embajador de la marca» del salón.

Finalmente, la calidad de un equipo de un salón también pasa por una gestión óptima del trabajo y UALA BUSINESS podría ser la herramienta ideal: de hecho, es un sistema de gestión para peluquerías y centros de belleza creado con el objetivo de organizar cada aspecto del trabajo de los operadores de belleza, desde la agenda de citas hasta la creación de promociones para clientes, desde la gestión de almacenes hasta la creación de calendarios detallados sobre turnos de personal y tareas para cada miembro.

Foto graficos rentabilidad gestional Uala

Además, permite tener acceso a informes personalizados para monitorear gráficamente el rendimiento del salón y la productividad de los colaboradores, mejorando aquellos aspectos que permitirán hacer crecer aún más el negocio.

Es posible solicitar una demostración gratuita y evaluar todas las funcionalidades del software de gestión Uala.

inscríbete

Introduce tus datos para suscribirte a la newsletter de Uala.





Solicito información y consiento el tratamiento de mis datos personales en conformidad al Decreto 196/2003. Consulta la Privacy Policy

descubre y únete
atención al cliente

(+34) 917373223

company

© Uala Srl 2019 – TermsPrivacy